TurismoenCuba
TurismoenCuba

Si vas a viajar a Trinidad:por qué no te adentras en su rica historia

Los primeros años de su creación, Trinidad avanzó muy lentamente, aunque la villa contaba envidiable para muchos pobladores del centro de la colonia: su mar, a no más de 12 kilómetros de la urbe, de excelentes playas, las más fascinantes de la costa sur de Cuba, especialmente Ancón… Desde su ribera, Hernán Cortés zarpó en 1518, por lo que la comarca marítima participa activa y directamente en los nuevos descubrimientos.

texto:Lázaro.D.Najarro

Pero el mar también propició una gran desgracia a sus moradores: en 1642 y 1654 los piratas ingleses, con patente real, saquearon la villa, aunque bien pronto sus moradores dejaron a un lado sus perjuicios con el contrabando y se inició un intercambio entre la sureña comarca y Jamaica.

Trinidad que deviene bello tesoro de las más diversas riquezas, extendió sus límites en el siglo XVI, como consecuencia de su incipiente industria azucarera, para crecer como un núcleo urbano entre rejas de singulares formas, llamativas edificaciones y calles empedradas. Un siglo después la actividad económica se extiende a otras actividades: la ganadería, el cultivo del tabaco y comercio de contrabando.

Estalla, en España, la guerra de sucesión. La villa no estuvo exenta de las agresiones y sus pobladores volvieron a ser víctimas de las incursiones y saqueos de los rubios de Albión. No obstante los trinitarios se armaron y respondieron a las agresiones. Se vieron obligados a realizar cuantiosos gastos para la compra de varios cruceros, con el objetivo de repeler toda agresión. Así se mantuvieron entre los años 1702 y 1713.

No valió toda defensa militar y popular, porque en 1716, el corsario inglés Jennings arremetió contra el poblado marítimo. Fue necesario entonces idear una nueva organización defensiva dirigida por el capitán Jerónimo de Fuentes y secundado por sus moradores.

La también conocida capital de las montañas centrales de la Isla posee una gloriosa historia de enfrentamientos contra ese flagelo. Por sus servicios a favor de España en la guerra contra Inglaterra, la villa recibió el título de Ciudad. Acción bélica que transcurrió durante ocho largos años (1739-1747).

Su puerto abrió el tráfico portuario en 1778. La sureña ciudad tampoco escapó a los incendios, porque en 1793 las llamas destruyeron la mayoría de las casas y el poblado se redujo a unas 183 viviendas. No obstante a la desgracia la población fue creciendo paulatinamente y ya en 1827, la demarcación restringida creció a 28,706 habitantes y en 1862 a 37,509.

Finalmente en el siglo XVIII la villa desarrolla la industria azucarera, lo que le posibilita el crecimiento del fondo habitacional de la demarcación, a tal magnitud que en 1827 tuvo el privilegio de llegar a ser la urbe de mayor cantidad de inmuebles de mampostería y tejas por habitantes de la Isla.

Toda la región ha sido protegida por la naturaleza. Embellecen a la villa pintorescos bosques que crecen en las montañas y valles beneficiados por las aguas del río Guaurabo. En Trinidad los conquistadores españoles encontraron una población aborigen que utilizaron como mano de obra, tierras fértiles y excelentes puertos para la preparación de expediciones.


Publicidad

TC en Facebook >>

Nuestra ubicación

Turismoencuba

Hirschgraben 40

22089 Hamburgo

Datos de contacto

Teléfono:+49 40 79029270

Skype:mayrinmm

Facebook:por Mayrin Morejon oTurismoencuba

Google+:Mayrin.MM

 

O simplemente haga su consulta mediante el formulario:

 Formulario de contacto

NUEVO!!!!!

Alquiler de apartamento en la

zona turística No 1 de La Habana

Los detalles  ►  Aquí

Apto Buena Vista

Publicidad